Una mañana en nuestro centro terapéutico de los Realejos, mientras tomábamos un pequeño  desayuno, contemplábamos a través de una gran ventana como varios parapentes alzaban el vuelo desde  el Mirador de la Corona (Los Realejos), haciendo piruetas en el aire. Pregunté al grupo si alguno de ellos había tenido el placer de volar en parapente, y todos respondieron que no y que no se atreverían por diversas razones, su edad, su enfermedad, miedo a volar, etc.

parkinson-parapente3

Todos, excepto Carmen Pérez, quien manifestó su deseo de volar, es más “Es mi sueño”, manifestó. Una de mis compañeras y yo, ambas miembros del equipo de profesionales de Parkinson Tenerife, también mostramos nuestro deseo de volar, y en ese momento prometimos a Carmen que algún día, juntas, volaríamos en parapente, pero a lo grande, desde Izaña  hasta el Puerto de la Cruz.

Pasaron los meses, y Carmen seguía con la idea de volar en su cabeza, “Se están echando atrás, vamos mañana”, nos decía en tono chistoso, mientras nosotras poníamos excusas de todo tipo.

parkinson-parapente2

El pasado mes de Julio, Carmen celebró su  60 cumpleaños, y pensamos que el mejor regalo que podíamos ofrecerle era hacer realidad su sueño de volar en parapente. Después de algunos contratiempos y de una pequeña espera, llegó el gran día. Hoy, gracias a Fran y resto de compañeros de Parapente Fly Tenerife, Carmen ha cumplido su sueño. Un aterrizaje muy emotivo, rodeada de sus compañeros, una gran pancarta  y una preciosa banda sonora…”NO DEJES DE SOÑAR”…

Desde la Asociación de Parkinson Tenerife, nos sentimos orgullosísimos de haber puesto nuestro granito de arena para cumplir su deseo. Hoy Carmen, nos ha dado una gran lección de valentía y coraje, demostrando una vez más que a pesar de las  limitaciones, es posible derribar las barreras y construir oportunidades.

parkinson-parapente

Comparte esta noticiaShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone