Debido a la situación de alerta sanitaria por COVID- 19, y atendiendo a las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias publicadas el día de hoy en el Boletín Oficial de Canarias (BOC). Nos vemos en la obligación de modificar nuestro modelo de atención terapéutica para cumplir con la normativa sin dejar de ofrecer nuestros servicios como hemos venido haciendo desde el mes de Septiembre en el que retomamos la actividad en todos nuestros centros. Por el momento, esta reestructuración sólo afectará a nuestros recursos situados en la Isla de Tenerife.

Nuestro compromiso sigue siendo el de mantener nuestra atención a las personas usuarias y sus familias, siendo a su vez responsables con las directrices que se indiquen desde el gobierno autónomo y las autoridades sanitarias. Por este motivo informamos que nuestra estructura de atención puede verse modificada en los próximos días, mientras dure esta nueva situación de emergencia, tratando de generar el menor perjuicio posible para las personas que acuden a nuestros centros de rehabilitación y sus familiares. Informaremos tanto a las personas usuarias afectadas como a sus familias a la mayor brevedad posible.